14 de enero de 2015

Un Cuento para Arturo

El padre Jesuita Arturo Sosa, por el que siento gran respeto tanto por él como por su congregación hizó hace algún tiempo en Medellín un largo discurso. De lo que dijo tengo algo que criticarle. Aún cuando se explaya en muchos detalles de la situación venezolana, tanto para sus compañeros guías de la fe, de la Conferencia Episcopal, como para los estudiantes que lo dieron todo en el 2014 sólo tuvo la simplona opinión de "que estaban vendidos a la oposición (sic)" así sin más. 

Al verlo comer mientras hablaba me inspiró este cuento a continuación, aunque el final sea satírico no tengo intención de controversia  solo de expresar un punto de vista a través de una historia.

(click en la imagen para leer el cuento)

12 de mayo de 2014

La Silla de Púas, el que se para pierde

En la Heroica resistencia de la calle, que ha recibido tantos maltratos, durante estos terribles meses, la consigna ha sido “el que se cansa pierde” pero yo pienso que en la meritoria  oposición  política de la Mesa de Diálogo, la consigna de forma mucho más difuminada y taimada es “el que se para (de la mesa) pierde”. Bien lo sabía Ramón Guillermo Aveledo como todos sus compañeros de la MUD que desde el primer momento le iba a picar el c… y tendría ganar de pararse inmediatamente… pero no lo hace. Sobrio y controlado, tolera todos los ataques, tanto del radicalismo de oposición como del chavismo porque sabe que la clave para ponerle el cascabel al gato se encuentra en esa mesa.

Porque ha jalado a la bestia hacia donde están las luces, donde esta tiene por lo menos  que argumentar con un mínimo de sentido y no solo arremeter.  Me imagino las sesiones privadas donde se les muestre a Diosdado delante del Nuncio sus desafueros y no pueda simplemente echar, como hizó con María Corina, al que lo incomoda. Y sigan él, y los demás rojitos, reusando los viejos argumentos al infinito (Golpes, Paranoias, etc) pero con la diferencia que tienen un contrincante de altura al frente, que no come cuento, y no una audiencia cautiva en cadena de radio y TV sin posibilidad de respuesta. Una y otra vez, Aveledo y compañia, les pondrán los puntos sobre las íes hasta que ellos mismos se den cuenta que sus mentiras no tienen asidero.

Por algo será que el gobierno no ha asistido a algunas sesiones. Hay que tener en cuenta que todo suma, tanto la resistencia en la calle, como confrontar a los agentes de este régimen en la mesa donde no pueden gasear, metrallar ni golpear a su oponentes. Aunque no quieran tienen que tolerarlos y oírlos.

Dejen que ellos patéen la mesa sí quieren. Será otro signo de su falta de democracia, será otro clavo para su ataúd.

-----  post scriptum  -------------------------------

Debido a la represión desmedida contra los estudiantes la MUD se retiró del diálogo el 13 de mayo.

15 de abril de 2014

Los afectos no se explican



Los afectos no se explican ni se justifican ante nadie, solo se sienten. Los que son valientes y no temen defenderlos ó mostrarlos tienen la grandeza de corazón que los mezquinos que viven de la sorna y la burla nunca entenderán. Tampoco entenderán que existen muchas tipos de amor: filial, como el que se les tiene a los familiares, fraterno como el que se siente por los amigos ó la devoción que se siente por un país que te duele, que trasciende tú individualidad y te ata a todos.
 Creer que la cercanía entre personas debe tener necesariamente connotación sexual, es tan idiota y ofensivo, como creer que los que ayudan a los animales son perversos zoófilos.
Que se lloré por alguien que secuestraron de tú afecto, y preocuparte por su integridad más que la tuya propia, no es raro, es lo más humano del mundo. No sólo es lo más humano, también es lo más hermoso, aún en el caso cuando el receptor de ese cariño no lo merezca.
 Sí el afecto por una persona te puede desbordar, como no te va a sobrepasar entonces el amor a un país completo. Lleno de personas que necesitan el dinero que se han robado y regalado a otras partes. De personas que necesitan ser tratadas adecuadamente en los hospitales que deberían  tener los insumos y las medicinas completas. De gente que no debería morir por no entregar un celular. De personas que no deberían vivir en edificios mal construidos solo para hacer publicidad y llenar estadísticas de la misión vivienda.
Nos quieren quitar todo: nuestro país, nuestro dinero, nuestro derechos, nuestra ropa para dejarnos desnudos y a la intemperie, como aquel estudiante en la UCV. Además de manipular y aprovecharse de nuestros afectos y sin embargo con tanto esfuerzo no han podido menoscabar un milimetro nuestra integridad.
Afortunadamente se les cayó la tramoya cuando quisieron inculpar a Gaby Arrellano de crimen “pasional”.  En ella lo pasional no es un delito sino una virtud. Con esa gran pasión de defender a su país y a sus coterráneos, los aguerridos estudiantes nos están mostrando que esta nación sí puede corregir su rumbo. Y lo hará.